Marqués de Tamarón || Santiago de Mora Figueroa Marqués de Tamarón: El Relato de Ignacio Ruiz-Quintano

lunes, 11 de mayo de 2020

El Relato de Ignacio Ruiz-Quintano


   La semana pasada descubrí por casualidad el notable contraste entre una entrada en la Wikipedia en español con el título de Revisionismo histórico en España y otra en la Wikipedia en inglés titulada Revisionism (Spain). La discrepancia me pareció interesante y pregunté su opinión a unos cuantos amigos. Uno de ellos, Ignacio Ruiz-Quintano, me contestó públicamente en un artículo en el ABC del pasado Sábado 9 de Mayo. Ese mismo día recogió dicho artículo en su Blog de la vida privada, Salmonetes ya no nos quedan. 

   Me ha autorizado a publicarlo, cosa que hago a continuación, incluyendo una fotografía que él encontró y publicó y que corresponde a una presentación de Cartas Credenciales en Junio de 1999. Se trata, pues, de un relato sobre otro relato. 


SÁBADO, 9 DE MAYO DE 2020 
El Relato
   Ignacio Ruiz Quintano  
Abc, 9 de Mayo de 2020
Dice Tamarón haber descubierto, “casi por azar”, la gran discrepancia existente en la Wikipedia entre las entradas en inglés y en español sobre la historiografía “revisionista” acerca de la guerra y la posguerra españolas. Le sorprende el maniqueísmo de la entrada en español, que contrasta con el equilibrio de la entrada en inglés, y me pregunta si el asunto tiene remedio.
    Wikipedia me parece el vertedero global donde las urracas culturales rebuscan y picotean lo que reluce. No sé quién ni cómo lo hace, pero resulta ser la escombrera del metarrelato comunista.
    
Con Lyotard en el papel de epidemiólogo Simón, Francia decretó la muerte de los grandes relatos por pandemia de posmodernidad en el 79, aunque en realidad esa muerte tuvo lugar en el verano de 1791, cuando la Asamblea Constituyente, para evitar votar la República, votó la gran mentira, urdida por Barnave, de que el rey no había huido a Varennes, sino que había sido secuestrado. Es curioso que quienes votaron en contra de la gran mentira (Tom Paine, entre ellos) fueron quienes luego votaron en contra de la muerte del rey, decidida por quienes urdieron el "fake" que acabaría desatando el movimiento republicano del pueblo contra sus representantes. Había nacido el mundo actual, y eso incluye la Wikipedia, contra la cual sólo prevalece la curiosidad intelectual.
    
El asunto, dilecto Tamarón, no tiene aquí remedio porque en este Estado de partidos (García Pelayo) el único cometido de los intelectuales es proveer a los partidos del pequeño relato que los permita disfrutar con buena conciencia de las posiciones de privilegio ocupadas en el Estado. Así se explica la nula curiosidad del centrismo por las medallas, ahora que ha muerto, de González Pacheco, el policía sin cuyo 77 (Oriol y Villaescusa) no hubiera sido posible el 78 de Suárez, a quien tanto cantan, y que fue quien lo condecoró, a las órdenes de Martín Villa, luego presidente de Sogecable.
    –Es que tú, Antonio, siempre has sido conflictivo




Enlaces Relacionados:

Revisionism (Spain) - Enlace a Wikipedia en Inglés
Revisionismo histórico en España - Enlace a Wikipedia en español
Artículo "El relato" en ABC 
Artículo "El Relato" en Blog de Ignacio Ruiz-Quintano

47 comentarios:

  1. Problema grande España es Mediterráneo .aportar poco cosmopolitismo y mucho ombligo .
    Sólo Calabuch se salva .iam Atlántico soy

    ResponderEliminar
  2. Inspira la fotografía, la verdad, esto es un hecho verídico, a pesar de que siempre se entrega los papeles y son recibidos bien, sin que haya ningún percance, puede ocurrir cuando se van a entregar varios papeles que alguno de ellos se caiga al suelo y la persona encargada de recogerlos, se agache y lo recoja, hay como una secuencia de cine simpática entre el que los entrega y el que los recibe, una peripecia espontánea.

    ResponderEliminar
  3. ¿Qué misterio tendrán esas instantáneas simpáticas e inesperadas llenas de luz que son escenas pequeñas y parecen tan grandes?.

    ResponderEliminar
  4. ¡Cuánto cuesta aprender algunas enseñanzas, aunque el tiempo aparentemente perdido en verdad no es perdido!. Mejor el para qué que no el porqué.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí señor, cuesta mucho. Hay que bregar con la epistemología y la semántica, luego hay que afianzar algunas de las bases de la Insobornable Contemporaneidad: Discurso, Narrativa, Texto y Relato. Y por fin, se produce la hierofanía: aparece el Constructo.
      Enhorabuena.

      Eliminar
  5. El Nacimiento de un Relato, sí que es importante, ese justo momento en el que nace, a veces porque es necesario que sea construido...¡pero que sorpresa cuando Nace como algo Espontáneo...!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más de lo mismo, por arte de birlibirloque nace otro Constructo. Y encima "Espontáneo".
      Felicidades.

      Eliminar
  6. La entrada de wikipedia en español parte de un apriorismo que es que todas las publicaciones hechas hasta los años setenta están contaminadas por filofranquismo y que la verdad no se manifestó hasta después de la muerte de Franco. No tiene en cuenta los datos, las memorias, cartas, diarios, el libro de sesiones de las Cortes, despachos militares, crónicas y noticias del momento; en suma, toda la documentación de la época, ni la publicada en español fuera de nuestras fronteras, ni la publicada en España crítica con el régimen (sírvan de ejemplo los libros de Gil Robles o de Miguel Maura) o rigurosamente objetivas como la de Burnett Bollotten.
    El sesgo inquisitorial de los poseedores de la verdad en el sentido más orwelliano de la palabra lo pone en evidencia Julius Ruiz en su artículo “How I became a Neo Francoist Revisionist Historian without realizing”:
    En este artículo cuenta que la publicación de un libro sobre el terror rojo en Madrid le supuso ser citado por Ángel Viñas en su libro “El combate de la historia”. Cedo la palabra a Ruiz:
    “ Viñas is well-known in Spain as the scourge of right-wing ‘revisionism’. This book was no exception. In his chapter ‘Francoist Residues and Offshoots: Some Examples’, he cited my work. There was no attempt to analyse my arguments; I was lambasted for using Francoist sources, as if no other historian have used these sources before. Most depressingly, there was no interest in considering the book as a work of history; rather he saw it as a weapon to pursue a nefarious political agenda.

    I am not the only historian to have been subjected to Viñas’s invective. And Viñas is only one example of a ‘militant tendency’ within the historiography of the Spanish Civil War that is determined to defend the reputation of the antifascist ‘last great cause’ that so strikingly caught the imagination of intellectuals in the 1930s. Nearly eighty years after the beginning of the conflict and forty years after the death of General Franco, any perceived criticism of the righteousness of the Republican cause is to risk accusations of ‘neo-Francoist revisionism’.

    Foreign commentators often criticise Spaniards for failing to come to terms with the dark history of the Civil War. By this they mean that there is a resistance to see Franco as a genocidal tyrant akin to Hitler and Stalin. This is accompanied by a romanticisation of the Republic and those who resisted Franco. Revolutionary anarchists, socialists and communists, it is averred, in reality fought to defend liberal democracy in July 1936. In fact, these ideas have shaped how the Spanish left has seen the civil war since at least the death of Franco in 1975. There has been little genuine reflection on why 50,000 ‘fascists’ were murdered in the Republican zone; the knee-jerk response is that Franco killed more people. This helps explain why the historiography on this crucial subject has been weak. To historicize Republican atrocities is to invite denunciations of ‘being a ‘Francoist residue’.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Señor Otto Silenus por su acertado comentario, lleva razón en lo que dice: "No tiene en cuenta los datos, las memorias".

      Eliminar
  7. Ignacio Ruiz-Quintano es desde hace mucho tiempo la mejor columna que se puede leer en la prensa española, continuador de Camba, González Ruano e incluso del inimitable Álvaro Cunqueiro, cada uno con su forma de escribir y de ver el mundo. Lo de la guerra civil es insufrible, cansino, agotador, deprimente. Se sabe cómo fue, que pasó y quien hizo que desde hace años, un texto casi definitivo de Palacio Atard en anejos de cuadernos bibliográficos de la guerra civil es de 1970, y la reciente investigación sobre las elecciones de febrero de 1936 ha contado el fraude generalizado en que consistieron. Sin embargo la izquierda erre que erre, los peperos callados que leer un libro cansa mucho y dar la cara mucho más. El progresivo y radical empobrecimiento de nuestra vida cultural durante estos últimos veinte años han hecho el resto. Ahora sí que tenemos el erial, con su ley de memoria histórica y todo. Da verdadero asco. Bueno, que me altero, perdonen ustedes, me voy a tomar la pastilla que se me había olvidado. Como siempre sus entradas muy sugerentes y el diálogo con RQ un bálsamo, pese al tema de fondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquello de sentirse acompañado señor Bergamota, me permitiré decirle que siento en el particular, la misma sensación que usted, y me altero como usted.
      Un saludo, David.

      Eliminar
  8. Constaté hace tiempo que es frecuente que discrepen las entradas de la Wikipedia según las lenguas, en extensión y en contenido y no solo en temas digamos sensibles, a veces incluso en temas más simples de definir. Mala costumbre usar esa herramienta tan democrática de fondo y forma.
    Mejor usar el Diccionario de Autoridades y la Enciclopedia Espasa.
    Es inaudito que se tome por cierto y firme algo tan anónimo e inestable. Aunque con los tiempos de hoy tasan este tipo de certezas, mutables, efímeras, delicuescentes y muy fluorescentes.

    Un saludo.
    A.S.S

    DF

    ResponderEliminar
  9. Dios guarde muchos años a don Santiago y a don Ignacio.. Kempis 19

    ResponderEliminar
  10. Dos ilustres personas que admiro. Juan viejo

    ResponderEliminar
  11. No hablé en mi anterior comentario de Ignacio Ruiz Quintano, autor de uno de los mejores, más ricos y originales blogs -y vaya si los hay buenos- en español, de una columna que casi vale por todo el ABC, de crónicas taurinas y futboleras y poseedor de saberes ocultos, como lo demuestra su biografía de Bonifacio Alfonso, pintor, grabador, bohemio, torero y músico de jazz. El donostiarra Bonifacio fue uno de los autores de las vidrieras de la catedral de Cuenca con Gustavo Torner y Gerardo Rueda, trabajo en el que este grupo de artistas gozó de libertad de creación absoluta siendo Obispo de la diócesis Monseñor Guerra Campos, bestia negra de la progresía.
    Esas páginas de ABC, donde escriben Ruiz Quintano y Tamarón y donde dibuja Nieto, sirven para contrarrestar tantas otras de propaganda y exaltación de Paul Preston y otros historiadores de similar y aún menor fuste que, con el pretexto de exaltar la institución monárquica, han ido sembrando minas y socavando sus cimientos.A la idea simplista y maniquíes que tiene el público de la historia de España en el siglo XX han contribuido, y no poco, aquellos a los que la victoria del bando nacional aseguró su supervivencia.

    ResponderEliminar
  12. Vuelta a la fotografía: ¡Quien sabe si pueda representar una respuesta majestuosa a la Historia!

    ResponderEliminar
  13. ¡Que maravilla la existente en el gesto de una persona, con cuan majestuosidad simplemente coge algo con sus manos o recibe una palabra!, sin palabras pero tus ojos presencian una de las grandezas más sublimes que puedan existir, en el fondo ha sido aparentemente un sencillo y simple gesto. No tenía nada de estilo rococó, desde luego.

    ResponderEliminar

  14. No hablé en mi anterior comentario de Ignacio Ruiz Quintano, autor de uno de los mejores, más ricos y originales blogs -y vaya si los hay buenos- en español, de una columna que casi vale por todo el ABC, de crónicas taurinas y futboleras y poseedor de saberes ocultos, como lo demuestra su biografía de Bonifacio Alfonso, pintor, grabador, bohemio, torero y músico de jazz. El donostiarra Bonifacio fue uno de los autores de las vidrieras de la catedral de Cuenca con Gustavo Torner y Gerardo Rueda, trabajo en el que este grupo de artistas gozó de libertad de creación absoluta siendo Obispo de la diócesis Monseñor Guerra Campos, bestia negra de la progresía.
    Esas páginas de ABC, donde escriben Ruiz Quintano y Tamarón y donde dibuja Nieto, sirven para contrarrestar tantas otras de propaganda y exaltación de Paul Preston y otros historiadores de similar y aún menor fuste que, con el pretexto de exaltar la institución monárquica, han ido sembrando minas y socavando sus cimientos.A la idea simplista y maniquea que tiene el público de la historia de España en el siglo XX han contribuido, y no poco, aquellos a los que la victoria del bando nacional aseguró su supervivencia.

    ResponderEliminar
  15. De pequeño me preguntaba =si el libro se llama *los tres mosqueteros*..porque son Cuatro .
    Mi abuela filósofo de guardia y Chipiona me dio la respuesta =
    En jerez había un ganadero que bebia manzanilla con un tigre
    Dartacan Atos puerros y Alanís de la sierra .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que Dios bendiga a todos los abuelos, padres, jóvenes y niños del mundo, a todos!. Los abuelos: Sabiduría, una gran razón...

      Eliminar
    2. Podría coincidir Dumas con Tolkien en la escritura.

      Eliminar
    3. ¡Por supuesto que me creo que su abuela era muy buena filosofa, más que los filósofos tan extraviados con tanta ideología!, porque su abuela se preguntaba ¿ y esto a qué viene?, cosa que los filósofos ni hacían.

      Eliminar
  16. Parándonos en la imagen: se nos ocurre la pregunta: ¿ Que entregas?, ¿ qué entregas de ti mismo?, Gerardo Diego entregó sus poemas a los demás y Mozart su música.

    ResponderEliminar
  17. Y añado esta pregunta igual de importante: ¿ y qué no entregarías?.

    ResponderEliminar
  18. ¡Que más relato que cuando aparece en la aventura de un blog la simpática ridiculez!, ojalá apareciera en más momentos, aunque si fuera algo habitual ya no nos haría gracia; sobre todo cuando hacemos nosotros mismos el ridículo. Pero un ridículo inteligente en el fondo.

    ResponderEliminar
  19. Si que hay materias en la vida, matemáticas, física, económicas...pero no hay relato más interesante que el del gran protagonista desconocido que es el Corazón. ¿ Acaso alguien le conoce del todo?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez titulé mal la entrada, “El Relato de Ignacio Ruiz-Quintano”, pero lo hice así porque su artículo del ABC se titulaba “El relato”. Sospecho que había un punto de ironía en el uso del término relato, quizá rodeándolo de una nube epistemológica. Me gusta la ironía de Ruiz-Quintano y quise conservarla.
      Por último, no me pregunten qué es una nube epistemológica. No lo sé pero creo que no es nada bueno.

      Eliminar
  20. Cada Alma es un Relato, y muy valioso.

    ResponderEliminar
  21. ¡Hermosísima película!: " Un Hombre para la Eternidad" de Fred Zinneman 1966.

    ResponderEliminar
  22. ¡Cuántas heridas emocionales tendrá que sanar hasta un Rey terrenal!...sus pros y contras como cualquier mortal, la vestimenta no hace al Hombre.

    ResponderEliminar
  23. Juan Ramón Jiménez: El Impulso.

    Subes de ti misma,
    como un surtidor
    de una fuente.

    No
    se sabe hasta donde
    llegará tu amor,
    porque no se sabe
    dónde está el venero
    de tu corazón.

    (Eres ignorada,
    eres infinita,
    como el mundo y yo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de verdad infinito es la vanidad de J.R. Jiménez, patente en el terceto final:
      Eres ignorada,
      eres infinita,
      como el mundo y yo.

      Eliminar
  24. Ni Dumas ni Juan Ramón Jiménez admiten algunas palabras como por ejemplo: Gestor/a Cultural.

    ResponderEliminar
  25. Dumas y Juan Ramón Jiménez dirían: Este es poeta o se disfraza de poeta.

    ResponderEliminar
  26. Cada Relato de un poema o de una canción, algunos hermosísimos, sobre todo los más sencillos pero cargados de una profundidad eterna y sublime: Donde esté lo sencillo...una maravilla.

    ResponderEliminar
  27. "R", una gran letra y poderosa, de una gran Potencia. No le pertenece a todos.

    ResponderEliminar
  28. Disculpen, es la R de Relato.

    ResponderEliminar
  29. ¡Sostenidos ya por la Potencia del Cielo!, nada de nuestros conocimientos, ni las experiencias...ya nada de nada.

    ResponderEliminar
  30. ¿Está Usted bien, D. Santiago?. Espero que sí. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, muchas gracias y espero que todos ustedes también.

      Eliminar
  31. A partir de ahora queda cerrada la publicación de ulteriores comentarios a esta entrada.

    ResponderEliminar