Marqués de Tamarón || Santiago de Mora Figueroa Marqués de Tamarón: 2019

jueves, 5 de diciembre de 2019

O Oriens Splendor Lucis Æternae


Adoración de los pastores, Matthias Stomer, circa 1635-1640, Palacio Real de Turín. 

















     Os deseo a todos unas felices Pascuas y un buen Año Nuevo de 2020. 
   Y que disfrutéis mirando al Niño, Luz Eterna, y escuchando la Gran Antífona de Adviento del día 21 de Diciembre: 


O ORIENS
SPLENDOR LUCIS ÆTERNÆ ET SOL JUSTITIÆ
VENI ET ILLUMINA SEDENTES IN TENEBRIS ET UMBRA MORTIS.



jueves, 14 de noviembre de 2019

Aves desde un castillo en el sur de España, por William Hutton Riddell





Prólogo

(o más bien Epílogo, que los autores muertos
no necesitan prólogo; los pájaros y los
castillos tampoco, pues se ven desde lejos)

                                       POR EL MARQUÉS DE TAMARÓN

Escribo esto en mi despacho en Madrid que parece tener docenas de ventanas abiertas a la luz y al color de Andalucía, de África, de Escocia y de figuras de porcelana francesas u obras de arte oriental.

No son ventanas, todas son acuarelas. Sorprendentemente frescas, salvo alguna desvaída por el sol implacable de Andalucía. Me detengo a observar un pavo real de colores vivísimos. En el reverso aparece una inscripción:

Painted specially for
Santiago Mora-Figueroa
(“though he is only three”)
by his affectionate uncle
Bill Riddell
1944
with every good wish

En efecto, yo tenía tres años y las comillas indicaban una cita de A.A. Milne, autor de Winnie the Pooh además del poema Disobedience.

Mi tío Bill murió dos años después, cuando yo acababa de cumplir seis años. Yo lo admiraba por las referencias que me llegaban de su vida aventurera en África. Recuerdo un intento de conversación con él, en el patio grande del castillo de Arcos, junto a una de las palmeras que acaban de morir atacadas por el  Picudo Rojo, gracias a algún dios de la gentilidad clásica, protector de los cipreses. Yo quería que me hablase de los safaris. Supongo que él intentó hacerlo en español, puesto que yo no sabía inglés. No entendí nada de lo que me dijo.

Sufrí una cierta desilusión cuando años después de su regalo del pavo real comprendí que él había pintado muchos más leones que pavos reales y lo que a mí me tocó era bastante menos heroico.

Pensando en la vida y en la obra de William Hutton Riddell se ve cómo mostró desde el principio una doble querencia. Él era un romántico y un irónico. Un aventurero, como todos los románticos, y un pensador y científico irónico, como la mitad de los que han pensado, al menos desde Sócrates. Esa mezcla está presente en toda su vida, “tan clara, tan rica de aventura”, si se me permite la paráfrasis de Lorca.

Ya desde muy joven aparece un lance de esta suerte, que marcó su vida, a tenor de los relatos familiares. Su padre era muy aficionado a los caballos y a las carreras. Su casa en el campo estaba cerca de uno de los lugares habituales de las carreras de caballos. Invitaba a amigos, todos aficionados. Una larga tarde de verano, cuando los convidados bebían una copa antes de sentarse a la cena, uno de ellos vió por la ventana un hermoso caballo y preguntó What’s that? El joven Bill contestó, petulante, That is God

Su padre lo oyó, se indignó por la  insolencia rayana en la blasfemia y le dijo a Bill que lo desheredaba aunque le adelantaba una pequeña cantidad para que se fuese a alguna colonia ultramarina a abrirse camino.

Fiel a su lado aventurero se fue a Kenia y montó un próspero negocio criando avestruces en una granja. Se ganó la vida – pese a su formación en Cambridge estudiando Lenguas Clásicas – con la venta de plumas para los sombreros y las boas que estaban de moda a principios del siglo pasado. 

Pero luego llegó la Gran Guerra y él volvió a Inglaterra. Luchó en Flandes como oficial de la Royal Horse Artillery. Si hay ocupaciones que exigen exactitud, pocas podrán compararse con el trabajo de un oficial de artillería en un frente de guerra, tanto como con el afán de un ornitólogo con prismáticos, lápiz y papel.

En otro ejemplo de su mezcla de precisión con imaginación romántica, veo en su ejemplar de The Oxford Book of English Verse su inscripción a lápiz:

W.H. Riddell
A companion of mine
1916 – 1919
In France. Flanders

Como contraste, también tengo otro ejemplar del Oxford Book of English Verse regalado a tía Violeta por Abel Chapman – viejo amigo tanto de Bill como de ella – en el que dice algo así como “he leído con cuidado todos los poemas aquí incluídos y no he hallado ni un solo pensamiento u observación de la Naturaleza que tenga el menor interés”.

Bill Riddell nunca hubiera estado de acuerdo con cosas como esa que a veces decía su muy querido amigo y mentor Chapman, del cual ilustró varios libros sobre la caza y la naturaleza. Cuando al final de la Primera Guerra Mundial volvió a África se encontró con que el cambio de la moda había arruinado el negocio de su hermano Jack y él con la granja de avestruces. Halló una salida organizando safaris que dirigía como white hunter.  

Siguó siendo un romántico. Tal vez la tradición oral familiar realzó ese lado suyo. Abundan reproducciones de su escudo heráldico, auténtico pero resaltado por algunos relatos familiares que no he logrado verificar. El lema, HAB SHAR, según me contó mi tía Violeta o mi madre estaba en persa pero según los libros de heráldica británicos está en escocés y quiere decir I hope to share o Without offence or a share. Esto último es incomprensible.

Las tres flechas dentro de la corona apuntan hacia abajo (parece la colocación normal en un carcaj o aljaba). De niño me contaron que al final de su estancia en África como white hunter cometió un error disparando a una gacela pequeña con un rifle y munición para matar elefantes y ante el guiñapo sanguinolento decidió no volver a cazar. Salvo pájaros, claro. Y que se ocupó de cambiar ante el Rey de Armas oficial en Inglaterra o en Escocia la colocación de las flechas en la aljaba, que hasta entonces llevaban las puntas hacia arriba.

También conservó muy vivo su lado irónico. Mi madre le pidió que firmara en un abanico de los que se preparaban para la feria y que iban dedicando y firmando en el paisaje los amigos de la dueña. Bill Riddell escribió con su hermosa caligrafía:

The best thing about the Jerez fair
Is that I was not there

Pero no era un anacoreta ni un aguafiestas. Tenía sentido del humor y también corazón. Mauricio González-Gordon Díez, Marqués de Bonanza, escribió en el 2002: “más de medio siglo después de su muerte recuerdo a Bill con verdadero afecto, me trató como a un hijo, y nunca olvidaré su generosidad”.[1] 

Y en la misma fecha y obra, Luis de Mora-Figueroa resumió alabando “su pintura, aunque ésta sólo sea una faceta de una personalidad notablemente compleja, rica y profunda”. Cuando murió en 1946 su amigo Hugh M.S. Blair escribió: “A man of charming disposition, and the most steadfast of friends, he will be sorely missed” (Un hombre de talante encantador, y el más firme amigo, será muy echado de menos).[2]

Y no sólo usaba la ironía con los demás sino también con él mismo, aplicándose una buena dosis de humor self-deprecating, variedad anglosajona de no tomarse demasiado en serio. Tenía dos retratos al óleo muy buenos que le había hecho de joven su amigo Sir Gerald Kelly. En ambos se ve a un hombre bien parecido y elegante. En uno tiene aspecto teatral, vestido de frac. Cuando se casó y llevó algunas cosas a Arcos, contó que su madre titulaba el cuadro con una frase que podría haber dicho el mayordomo:

Madam, the conjurer has arrived (Señora, el prestidigitador ha llegado).

Tal vez el ejemplo más sutil que nos dejó de esa capacidad suya de sonreir con una leve ironía ante el espejo o ante su obra, sea el propio título original en inglés de este libro:

Birds from a castle in Spain

Pues resulta que traducido al español el modismo inglés, a castle in Spain (procedente del francés renacentista un château en Espagne), se diría un castillo en el aire.

Claro que eso no excluye la sonrisa, acaso melancólica, al describir escenas donde el escritor no es actor sino tan sólo espectador. Riddell escribió bastante sobre la naturaleza y la fauna españolas, y por supuesto también sobre el arte español del Siglo de Oro y de épocas anteriores y posteriores. Pero un curioso artículo suyo, publicado póstumamente en el Blackwood’s Magazine, en Julio de 1947, con el título de Spanish Vignette y la firma pseudónima de Bombardier, constituye una mezcla interesante y conmovedora de humor, ternura y compasión. Relata unos sucesos en Arcos de la Frontera desde el comienzo de la Guerra Civil hasta pocos años después. Parece verlo como un microcosmos de la España de esa época tormentosa, que él observó sobre el terreno sin ocultar nunca sus claras preferencias por los nacionales.

Es de justicia dejar bien clara la deuda que tenemos con Don Javier Ruiz Martínez y Don Juan Carlos Rodríguez Rodríguez cuantos admiramos la obra de William Hutton Riddell. Sin ellos las nuevas generaciones habrían olvidado ya el trabajo de los ornitólogos ingleses en España, que desempeñaron una labor benemérita comparable en su propio campo con el empeño de diversos historiadores o filólogos hispanistas de su época.

Añádase, en el caso de Riddell, que su curiosidad intelectual era muy amplia y abarcaba las ciencias y las artes. Sorprende que alguien como él, que casi siempre vivió muy apartado de los centros de la cultura como Londres o Madrid, aislado en África Oriental o en el piedemonte de la Sierra de Grazalema, escribiera serios ensayos de Historia del Arte (Occidental y Asiático), de Prehistoria, de Ornitología, e incluso algún cuento. Lástima que no abordase el género autobiográfico. Pero no faltan datos, observaciones y opiniones de nuestro autor en los tres volúmenes en los que distribuí toda su obra publicada.

Y mucho más ahora en este libro escrito en 1946 e inédito desde entonces, que aparece con el título de Aves desde un castillo en el Sur de España, gracias a la ejemplar dedicación de Javier Ruiz y Juan Carlos Rodríguez. Cuantos hemos seguido de cerca o de lejos la preparación del libro, empezando por el descifrado del manuscrito de Riddell – labor digna de un egiptólogo sin la Piedra Rosetta – podemos imaginarnos el número incalculable de horas de trabajo, los desvelos y el entusiasmo callado necesarios para culminar esta obra. Y además ser capaces de afirmar que el personaje central tiene substancia suficiente para “tres o cuatro libros más”.

Sin duda ambos son, después de William Hutton Riddell, los grandes merecedores del agradecimiento del lector.




[1] Recuerdos de Bill, por Mauricio González-Gordon y Díez, Marqués de Bonanza, y Semblanza Biográfica (1880-1946), por  Luis de Mora-Figueroa, en William Hutton Riddell 1880-1946, Pintor y Naturalista . Catálogo de la exposición en Jerez, Septiembre de 2002.
[2] Obituario de William Hutton Riddell por Hugh M.S. Blair, en “The Ibis”, Vol. 89, July 1947. 














Aves desde un castillo en el sur de España
William Hutton Riddell 
Edición: Javier Ruiz y Juan Carlos Rodríguez 
Primera edición: Octubre, 2019
Palitroque Editorial 
ISBN: 978-84-09-15103-5
Se encuentra en: https://www.agricolajerez.com/es/product/aves-desde-un-castillo-en-el-sur-de-espana


martes, 5 de noviembre de 2019

Más acerca de la Resolución sobre la importancia de la memoria histórica europea para el futuro de Europa


   Está claro: en el Parlamento Europeo, hasta los eurodiputados socialistas españoles consideran equivalentes en barbarie criminal el comunismo y el nazismo. Su actitud es radicalmente opuesta a la que mantuvieron con la Ley de memoria histórica española. Por supuesto, también los eurodiputados españoles del partido popular europeo votaron a favor de esa Resolución de Septiembre de 2019. 

   E igual de clara está la torpeza de los políticos españoles al votar a favor o como mucho al abstenerse respecto a la Ley de Memoria Histórica de España, de Diciembre de 2007. Dicha ley adolecía de dos defectos ab initio: identificaba al bando Nacional español con los nacional-socialistas alemanes y cerraba los ojos ante cualquier crimen cometido por el bando del Frente Popular español. 

   A continuación puede el lector curioso comprobar la serena mirada de los eurodiputados españoles socialistas y populares que aprobaron la Resolución en Estrasburgo. Lástima que no pensaran lo mismo en la Carrera de San Jerónimo en 2007. 


S&D: 

Agius Saliba, Aguilera, Ameriks, Ara-Kovács, Arena, Avram, Balt, Bartolo, Benea, Benifei, Bergkvist, Biedroń, Bischoff, Blinkevičiūtė, Bonafè, Borzan, Burkhardt, Calenda, Carvalhais, Cerdas, Chahim, Chinnici, Cimoszewicz, Ciuhodaru, Číž, Corbett, Cozzolino, Cutajar, Dance, Danielsson, Danti, De Castro, Dobrev, Durá Ferrandis, Ertug, Fajon, Fernández, Ferrandino, Fritzon, Fuglsang, Gálvez MuñozGarcía Del BlancoGarcía MuñozGarcía PérezGardiazabal Rubial, Geier, Gill Neena, Glucksmann, GonzálezGonzález Casares, Grapini, Griffin, Gualmini, Guillaume, Guteland, Hajšel, Heide, Heinäluoma, Homs Ginel, Howarth, Incir, Jones, Kaljurand, Kammerevert, Kohut, Kumpula-Natri, Lalucq, Lange, Larrouturou, Liberadzki, LópezLópez AguilarLuenaMaestre Martín De AlmagroMaldonado López, Manda, Marques Margarida, Marques Pedro, Matić, Mavrides, Mikser, Miller, Molnár, Moraes, Moreno Sánchez, Moretti, Neuser, Noichl, Olekas, Palmer, Picierno, Picula, Pisapia, Plumb, Regner, Rodríguez-Piñero, Rónai, Ruiz Devesa, Sant, Santos, Schaldemose, Schieder, Schmit, Schuster, Sidl, Silva Pereira, Spurek, Tang, Tarabella, Terheş, Tinagli, Tudose, Ušakovs, Van Brempt, Vind, Vollath, Ward, Wölken, Wolters, Zorrinho


PPE: 

Adamowicz, Ademov, Alexandrov Yordanov, Amaro, Arias Echeverría, Arimont, Asimakopoulou, Băsescu, Bellamy, Benjumea, Berendsen, Berger, Berlusconi, Bernhuber, Bilčík, Blaga, Bocskor, Bogdan, Buda, Buzek, Carvalho, Casa, Caspary, del Castillo Vera, Christoforou, Colin-Oesterlé, Danjean, Deli, Deutsch, Didier, Dorfmann, Duda, Düpont, Edtstadler, Estaràs Ferragut, Evren, Falcă, Ferber, Fernandes, Fitzgerald, Fourlas, Frankowski, Franssen, Gahler, Gál, García-Margallo y Marfil, Gieseke, González Pons, Győri, Gyürk, Halicki, Hansen, Hava, Herbst, Hetman, Hidvéghi, Hohlmeier, Hölvényi, Hortefeux, Hübner, Jahr, Jarubas, Juknevičienė, Kalinowski, Kalniete, Kanev, Karas, Kelly, Kokalari, Kopacz, Kósa, Kovatchev, Kubilius, Lega, Lenaers, Lewandowski, Liese, Lins, López Gil, López-Istúriz White, Łukacijewska, Lutgen, McAllister, McGuinness, Maldeikienė, Manders, Mandl, Marinescu, Martusciello, Mažylis, Melo, Metsola, Milazzo, Millán Mon, Montserrat, Morano, Mortler, Motreanu, Mureşan, Niedermayer, Novak, Novakov, Olbrycht, Peeters, Pereira Lídia, Pieper, Pietikäinen, Polčák, Polfjärd, Pollák, Radev, Radtke, Rangel, Ressler, Salini, Sander, Sarvamaa, Schmiedtbauer, Schneider, Schreijer-Pierik, Schulze, Seekatz, Sikorski, Simon, Skyttedal, Šojdrová, Sokol, Štefanec, Szájer, Tajani, Thaler, Thun und Hohenstein, Tobé, Tomc, Tóth, Vaidere, Vălean, Verheyen, Vincze, Virkkunen, Voss, Walsmann, Warborn, Weber, Weiss, Wieland, Wiezik, Winkler, Winzig, Wiseler-Lima, Zarzalejos Nieto, Zdechovský, Zoido Álvarez, Zovko, Zver

viernes, 4 de octubre de 2019

La Ley de Memoria Histórica de España y la Resolución de la Memoria Histórica de Europa



   A veces conviene ceñirse a los hechos por secos y tediosos que sean y dejar a otros su juicio y valoración. El pasado 19 de Septiembre se votó y aprobó en el Parlamento Europeo la siguiente 


Resolución sobre la importancia de la memoria histórica europea para el futuro de Europa

El Parlamento Europeo,
–  Vistos los principios universales de los derechos humanos y los principios fundamentales de la Unión Europea como una comunidad basada en valores comunes,
–  Vista la declaración realizada por el vicepresidente primero Frans Timmermans y la comisaria Vĕra Jourová el 22 de agosto de 2019, víspera del Día Europeo en Conmemoración de las Víctimas del Estalinismo y del Nazismo,
–  Vista la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, adoptada el 10 de diciembre de 1948,
–  Vista su Resolución, de 12 de mayo de 2005, sobre el 60.º aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial en Europa el 8 de mayo de 1945(1),
–  Vista la Resolución 1481 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, de 26 de enero de 2006, sobre la necesidad de una condena internacional de los crímenes de los regímenes comunistas totalitarios,
–  Vista la Decisión Marco 2008/913/JAI del Consejo, de 28 de noviembre de 2008, relativa a la lucha contra determinadas formas y manifestaciones de racismo y xenofobia mediante el Derecho penal(2),
–  Vista la Declaración de Praga sobre la Conciencia Europea y el Comunismo, adoptada el 3 de junio de 2008,
–  Vista su Declaración sobre la proclamación del 23 de agosto como Día Europeo Conmemorativo de las Víctimas del Estalinismo y del Nazismo, adoptada el 23 de septiembre de 2008(3),
–  Vista su Resolución, de 2 de abril de 2009, sobre la conciencia europea y el totalitarismo(4),
–  Visto el informe de la Comisión, de 22 de diciembre de 2010, sobre la memoria de los crímenes cometidos por los regímenes totalitarios en Europa (COM(2010)0783),
–  Vistas las Conclusiones del Consejo, de 9 y 10 de junio de 2011, sobre la memoria de los crímenes cometidos por los regímenes totalitarios en Europa,
–  Vista la Declaración de Varsovia pronunciada el 23 de agosto de 2011, con ocasión del Día Europeo Conmemorativo de las Víctimas del Estalinismo y el Nazismo,
–  Vista la declaración conjunta realizada el 23 de agosto de 2018 por representantes del Gobierno de los Estados miembros en conmemoración de las víctimas del comunismo,
–  Vista su histórica Resolución sobre la situación en Estonia, Letonia y Lituania, aprobada el 13 de enero de 1983 como respuesta al «Llamamiento Báltico» de 45 ciudadanos de esos países,
–  Vistas las resoluciones y declaraciones sobre los crímenes de los regímenes comunistas totalitarios adoptadas por varios Parlamentos nacionales,
–  Visto el artículo 132, apartados 2 y 4, de su Reglamento interno,
A.  Considerando que este año se conmemora el 80.º aniversario del estallido de la Segunda Guerra Mundial, que provocó un sufrimiento humano sin precedentes y dio lugar a la ocupación de varios países europeos durante décadas;
B.  Considerando que hace 80 años, el 23 de agosto de 1939, la Unión Soviética comunista y la Alemania nazi firmaron un Tratado de no Agresión, conocido como el Pacto Molotov-Ribbentrop, y sus protocolos secretos, por el que Europa y los territorios de Estados independientes se repartían entre estos dos regímenes totalitarios y se agrupaban en torno a esferas de interés, allanando así el camino al estallido de la Segunda Guerra Mundial;
C.  Considerando que, como consecuencia directa del Pacto Molotov-Ribbentrop, al que le siguió el Tratado de Amistad y Demarcación nazi-soviético de 28 de septiembre de 1939, la República de Polonia fue invadida en primer lugar por Hitler y, dos semanas después, por Stalin, lo que privó al país de su independencia y conllevó una tragedia sin precedentes para el pueblo polaco; que la Unión Soviética comunista comenzó, el 30 de noviembre de 1939, una agresiva guerra contra Finlandia y, en junio de 1940, ocupó y se anexionó partes de Rumanía (territorios que nunca fueron devueltos) y se anexionó las repúblicas independientes de Lituania, Letonia y Estonia;
D.  Considerando que, tras la derrota del régimen nazi y el fin de la Segunda Guerra Mundial, algunos países europeos pudieron reconstruirse y acometer un proceso de reconciliación, pero otros siguieron sometidos a dictaduras, a veces bajo la ocupación o la influencia directa de la Unión Soviética, durante medio siglo, y continuaron privados de libertad, soberanía, dignidad, derechos humanos y desarrollo socioeconómico;
E.  Considerando que, mientras que los crímenes del régimen nazi fueron evaluados y castigados gracias a los juicios de Núremberg, sigue existiendo la necesidad urgente de sensibilizar sobre los crímenes perpetrados por el estalinismo y otras dictaduras, evaluarlos moral y jurídicamente, y llevar a cabo investigaciones judiciales sobre ellos;
F.  Considerando que, en algunos Estados miembros, las ideologías comunista y nazi están prohibidas por ley;
G.  Considerando que, desde su inicio, la integración europea ha sido una respuesta a los sufrimientos provocados por dos guerras mundiales y por la tiranía nazi, que condujo al Holocausto, y a la expansión de los regímenes comunistas totalitarios y antidemocráticos en la Europa Central y Oriental, así como una manera de superar las profundas divisiones y hostilidades en Europa mediante la cooperación y la integración y de acabar con las guerras y consolidar la democracia en Europa; que para los países europeos que sufrieron la ocupación soviética y las dictaduras comunistas, la ampliación de la Unión, que comenzó en 2004, supuso su regreso a la familia europea, a la que pertenecen;
H.  Considerando que deben mantenerse vivos los recuerdos del trágico pasado de Europa, con el fin de honrar la memoria de las víctimas, condenar a los autores y establecer las bases para una reconciliación basada en la verdad y la memoria;
I.  Considerando que recordar a las víctimas de los regímenes totalitarios y reconocer y divulgar el legado común europeo de los crímenes cometidos por las dictaduras comunista, nazi y de otro tipo es de vital importancia para la unidad de Europa y de los europeos, así como para consolidar la resiliencia europea frente a las amenazas externas actuales;
J.  Considerando que hace treinta años, el 23 de agosto de 1989, se celebró el 50.º aniversario del Pacto Molotov-Ribbentrop y se recordó a las víctimas de los regímenes totalitarios mediante la Cadena Báltica, una manifestación sin precedentes en la que participaron dos millones de lituanos, letones y estonios que, tomándose de la mano, formaron una cadena humana desde Vilna hasta Tallin, pasando por Riga;
K.  Considerando que, a pesar de que el 24 de diciembre de 1989 el Congreso de los Diputados del Pueblo de la URSS condenó la firma del Pacto Molotov-Ribbentrop, junto con otros acuerdos celebrados con la Alemania nazi, las autoridades rusas negaron, en agosto de 2019, ser responsables de este acuerdo y de sus consecuencias, y en la actualidad están fomentando la idea de que Polonia, los Estados bálticos y Occidente fueron los verdaderos instigadores de la Segunda Guerra Mundial;
L.  Considerando que recordar a las víctimas de los regímenes totalitarios y autoritarios, y reconocer y divulgar el legado común europeo de los crímenes cometidos por las dictaduras estalinista, nazi y de otro tipo es de vital importancia para la unidad de Europa y de los europeos, así como para consolidar la resiliencia europea frente a las amenazas externas actuales;
M.  Considerando que grupos y partidos políticos abiertamente radicales, racistas y xenófobos incitan al odio y a la violencia en la sociedad, por ejemplo mediante la difusión de discursos de incitación al odio en línea, lo que a menudo genera un aumento de la violencia, la xenofobia y la intolerancia;
1.  Recuerda que, tal como se consagra en el artículo 2 del TUE, la Unión se fundamenta en los valores de respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de Derecho y respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías; recuerda, asimismo, que estos valores son comunes a todos los Estados miembros;
2.  Pone de relieve que la Segunda Guerra Mundial, la guerra más devastadora de la historia de Europa, fue el resultado directo del infame Tratado de no Agresión nazi-soviético de 23 de agosto de 1939, también conocido como Pacto Molotov-Ribbentrop, y sus protocolos secretos, que permitieron a dos regímenes totalitarios, que compartían el objetivo de conquistar el mundo, repartirse Europa en dos zonas de influencia;
3.  Recuerda que los regímenes nazi y comunista cometieron asesinatos en masa, genocidios y deportaciones y fueron los causantes de una pérdida de vidas humanas y de libertad en el siglo XX a una escala hasta entonces nunca vista en la historia de la humanidad; recuerda, asimismo, los atroces crímenes del Holocausto perpetrado por el régimen nazi; condena en los términos más enérgicos los actos de agresión, los crímenes contra la humanidad y las violaciones masivas de los derechos humanos perpetrados por los regímenes comunista, nazi y otros regímenes totalitarios;
4.  Expresa su profundo respeto por cada una de las víctimas de estos regímenes totalitarios y pide a todas las instituciones y agentes de la Unión que hagan todo lo posible para asegurarse de que los atroces crímenes totalitarios contra la humanidad y las graves violaciones sistemáticas de los derechos humanos sean recordados y llevados ante los tribunales, y que garanticen que estos crímenes no vuelvan a repetirse jamás; hace hincapié en la importancia de mantener viva la memoria del pasado, puesto que no puede haber reconciliación sin memoria, y reafirma su posición unida contra todo régimen totalitario sea cual sea su ideología de base;
5.  Pide a todos los Estados miembros de la Unión que hagan una evaluación clara y basada en principios de los crímenes y los actos de agresión perpetrados por los regímenes comunistas totalitarios y el régimen nazi;
6.  Condena toda manifestación y propagación de ideologías totalitarias, como el nazismo y el estalinismo, en la Unión;
7.  Condena el revisionismo histórico y la glorificación de los colaboradores nazis en algunos Estados miembros de la Unión; expresa su gran preocupación ante la creciente aceptación de ideologías radicales y la regresión al fascismo, el racismo, la xenofobia y otras formas de intolerancia en la Unión Europea; manifiesta su inquietud ante los casos que se han denunciado, en algunos Estados miembros, de colusión entre, por un lado, líderes políticos, partidos políticos y fuerzas de seguridad y, por otro, movimientos radicales, racistas y xenófobos de distintas denominaciones políticas; pide a los Estados miembros que condenen estos actos de la forma más enérgica posible, ya que menoscaban los valores de paz, libertad y democracia de la Unión;
8.  Pide a todos los Estados miembros que conmemoren el 23 de agosto como Día Europeo Conmemorativo de las Víctimas del Estalinismo y del Nazismo a escala tanto nacional como de la Unión, y que sensibilicen a la nueva generación con respecto a estas cuestiones incluyendo la historia y el análisis de las consecuencias de los regímenes totalitarios en los planes de estudios y los libros de texto de todas las escuelas de la Unión; pide a los Estados miembros que apoyen la documentación del turbulento pasado de Europa, por ejemplo mediante la traducción de los procedimientos de los juicios de Núremberg a todas las lenguas de la Unión;
9.  Pide a los Estados miembros que condenen y contrarresten todas las formas de negación del Holocausto, incluidas la trivialización y la minimización de los crímenes cometidos por los nazis y sus colaboradores, y que eviten su banalización en el discurso político y en los medios de comunicación;
10.  Pide una cultura común de memoria histórica que rechace los crímenes de los regímenes fascistas y estalinistas, y de otros regímenes totalitarios y autoritarios del pasado, como medio para fomentar, en particular entre las generaciones más jóvenes, la resiliencia ante las amenazas modernas que se ciernen sobre la democracia; anima a los Estados miembros a promover, a través de la cultura en general, la educación relativa a la diversidad de nuestra sociedad y nuestra historia común, incluida la enseñanza de las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial, como el Holocausto, y la deshumanización sistemática de sus víctimas durante años;
11.  Pide, además, que el 25 de mayo (aniversario de la ejecución del capitán Witold Pilecki, héroe de Auschwitz) sea declarado Día internacional de los héroes de la lucha contra el totalitarismo, que será una muestra de respeto y un homenaje hacia todos aquellos que, al luchar contra la tiranía, demostraron su heroísmo y su sincero amor por la humanidad, y también ofrecerá a las generaciones futuras un claro ejemplo de la actitud que se debe asumir ante la amenaza de esclavización totalitaria;
12.  Pide a la Comisión que preste apoyo efectivo a los proyectos que promueven la memoria histórica y el recuerdo en los Estados miembros y a las actividades de la Plataforma de la Memoria y la Conciencia Europeas, y que asigne recursos financieros suficientes en el marco del programa Europa para los Ciudadanos, con el fin de apoyar la conmemoración y el recuerdo de las víctimas del totalitarismo, tal y como se establece en la posición del Parlamento sobre el programa Derechos y Valores 2021-2027;
13.  Declara que la integración europea como modelo de paz y reconciliación ha sido una opción libre de los pueblos de Europa para comprometerse en favor de un futuro compartido y que la Unión Europea tiene la responsabilidad especial de promover y proteger la democracia, el respeto de los derechos humanos y el Estado de Derecho, no solo dentro sino también fuera de la Unión Europea;
14.  Señala que, a la luz de su adhesión a la Unión y a la OTAN, los países de Europa Central y Oriental no solo han regresado a la familia europea de países democráticos libres, sino que también han demostrado el éxito, con la ayuda de la Unión, de las reformas y el desarrollo socioeconómico; subraya, no obstante, que la posibilidad de adhesión debe seguir abierta a otros países europeos, como estipula el artículo 49 del TUE;
15.  Sostiene que Rusia sigue siendo la mayor víctima del totalitarismo comunista y que su evolución hacia un Estado democrático seguirá obstaculizada mientras el Gobierno, la élite política y la propaganda política continúen encubriendo los crímenes comunistas y ensalzando el régimen totalitario soviético; pide, por tanto, a la sociedad rusa que acepte su trágico pasado;
16.  Muestra su profunda preocupación por los esfuerzos de los actuales dirigentes rusos por distorsionar los hechos históricos y ocultar los crímenes perpetrados por el régimen totalitario soviético, esfuerzos que constituyen un peligroso elemento de la guerra de la información librada contra la Europa democrática con el objetivo de dividirla, y pide a la Comisión, por tanto, que luche firmemente contra ellos;
17.  Expresa su preocupación por el hecho de que se sigan usando símbolos de los regímenes totalitarios en la esfera pública y con fines comerciales, y recuerda que varios países europeos han prohibido el uso de símbolos nazis y comunistas;
18.  Señala que en algunos Estados miembros siguen existiendo en espacios públicos (parques, plazas, calles, etc.) monumentos y lugares conmemorativos que ensalzan los regímenes totalitarios, lo que facilita la distorsión de los hechos históricos sobre las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial y la propagación del sistema político totalitario;
19.  Condena el hecho de que las fuerzas políticas extremistas y xenófobas en Europa recurran cada vez más a la distorsión de los hechos históricos y utilicen símbolos y retóricas que evocan aspectos de la propaganda totalitaria, como el racismo, el antisemitismo y el odio hacia las minorías sexuales y de otro tipo;
20.  Insta a los Estados miembros a que garanticen el cumplimiento de las disposiciones de la Decisión Marco del Consejo, con el fin de hacer frente a las organizaciones que difunden discursos de incitación al odio y a la violencia en los espacios públicos y en línea y que prohíban efectivamente los grupos neofascistas y neonazis y cualquier otra fundación o asociación que exalte y glorifique el nazismo y el fascismo o cualquier otra forma de totalitarismo, dentro del respeto del ordenamiento jurídico y la jurisdicción nacionales;
21.  Destaca que el trágico pasado de Europa debe seguir sirviendo de inspiración moral y política para afrontar los retos del mundo actual y, en particular, luchar por un mundo más justo, crear sociedades abiertas y tolerantes y comunidades que acepten a las minorías étnicas, religiosas y sexuales, y fomentar unas condiciones en las que todos puedan beneficiarse de los valores europeos;
22.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros, a la Duma rusa y a los Parlamentos de los países de la Asociación Oriental.


*** 

Intervinieron en el debate

Sira Rego (Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica - Izquierda Unida). – Señora presidenta, yo vengo del sur, del segundo país del mundo con más fosas comunes como consecuencia de una dictadura fascista. Vengo del país plagado de plazas y calles con nombres de asesinos franquistas. Del país sin memoria que ha borrado de su vida pública lo sucedido en su historia reciente.
Llama la atención que este Parlamento, a través de esta Resolución, instrumentalice la historia y no haga ni una sola mención a lo que sucede aún en España. No hablamos solo del pasado, hablamos también del presente. Sería muy deseable que, cuando debatamos sobre memoria, también habláramos del papel que jugaron los combatientes republicanos españoles para parar al fascismo en Europa. O del ejemplo de solidaridad de las Brigadas Internacionales.
Por eso, aprovechamos la ocasión para exigir una directiva de memoria y reparación que ponga en valor la lucha antifascista, así como los fondos adecuados para la exhumación de fosas del franquismo en España. La memoria imprescindible en la Europa de hoy, plagada de nuevos fascismos, es que reconozcamos el papel de quienes se dejaron la vida para combatirlo.

Isabel Benjumea Benjumea (Partido Popular Europeo - PP). – Señora presidenta, señor comisario, claro que es importante que la sociedad europea no olvide su pasado. Es necesario recordar, conocer y aprender de nuestra historia, con sus luces y sus sombras. Recordar y honrar a las víctimas. Y la importancia de recordar aquello por lo que se luchó, que es por la libertad de la que todos disfrutamos.
Pero, señorías, quisiera alertarles de algo que observo con mucha preocupación. Y es alertarles de que no nos corresponde a nosotros la tarea de escribir la historia. Los políticos no debemos imponer un único relato de la historia. No se puede utilizar la historia como arma política.
Sé bien de lo que les hablo, porque esto es lo que está tratando de hacer la izquierda española desde hace unos cuantos años, con la Ley de Memoria Histórica, en España. No se puede imponer por una ley un único relato de la historia. La misión de escribir la historia es labor de los historiadores, señorías, de los historiadores.
Nuestra labor, la suya y la mía, es garantizar que los historiadores puedan trabajar en un marco de libertad. Y, por otro lado, la educación. La educación en humanidades de las nuevas generaciones. Son las humanidades las que forman el juicio y la capacidad crítica que dotan a las personas de las herramientas para razonar y buscar la verdad.

*** 

Votación
535 a favor, 
66 en contra 
52 abstenciones.

 ***

Explicación de Voto

Izaskun Bilbao (Grupo Renew Europe - PNV
Importance of European remembrance for the future of Europe (RC-B9-0097/2019, B9-0097/2019, B9-0098/2019, B9-0099/2019, B9-0100/2019) ES
19-09-2019  
He votado a favor de esta resolución porque apoyo el principio que la guía: reconocer, asumir y valorar ética y jurídicamente los errores cometidos en el pasado es la mejor manera de evitar que se repitan. En esa línea quiero destacar que la resolución incluye un llamamiento expreso para que se realice este proceso con los crímenes cometidos por todos los regímenes totalitarios. En España las víctimas del franquismo siguen esperando verdad, justicia y reparación precisamente porque su poder judicial propicia y alienta la impunidad de estos crímenes. Espero que este segundo pronunciamiento expreso y mayoritario del Parlamento Europeo al respecto anime a corregir una actitud contraria a los pronunciamientos del Consejo de Europa y de la ONU. Espero igualmente que todos los órganos del Parlamento Europeo y muy particularmente su comité de peticiones sea coherente con esta resolución aprobada.


Hermann Tertsch (Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos - VOX
Importance of European remembrance for the future of Europe (RC-B9-0097/2019, B9-0097/2019, B9-0098/2019, B9-0099/2019, B9-0100/2019) ES
19-09-2019  
. – Me he abstenido en mi voto porque en esa resolución vuelve a no quedar clara en toda su evidencia la necesaria equiparación total entre las dos ideologías criminales que son el nazismo y el comunismo. Ya la resolución de 1481 del Consejo de Europa exige esa equiparación, como lo hace la declaración de Praga que Vaclav Havel inspiró. El comunismo es en todas sus formas equiparable al nazismo en su potencial, ejercicio e historial criminal y la izquierda intenta sienpre banalizarlo tras el “estalinismo” como si fuera un accidente de trabajo. Es todo el comunismo en todas sus formas tanbien las que se esconden tras el socialismo mas o menos radical. Por otra Parte la resolución ayuda a mezclar para perseguir a organizaciones meramente anticomunistas con las fascistas y nazis. Y mezcla perversamente realidad de la historia con ideología socialista que tiende a calificar de fascista todo lo que no es de izquierdas u obediente al discurso de la correccion politica socialdemocrata.


Miguel URBÁN CRESPO (Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica - PODEMOS)
Importance of European remembrance for the future of Europe (RC-B9-0097/2019, B9-0097/2019, B9-0098/2019, B9-0099/2019, B9-0100/2019) ES
19-09-2019  
. – Frente al delirante proyecto de resolución presentado por los ultraderechistas de ‘Identidad y Democracia’ en el que se proponía justificar por parte de la Unión la persecución de adversarios políticos etqiuetándolos como “comunistas” pretendiendo identificar el comunismo con el nazismo, se ha propuesto por parte del Grupo de los socialdemócratas una enmienda que insta a todos los Estados miembros a garantizar el cumplimiento de las disposiciones de la Decisión Marco del Consejo contra las organizaciones que promueven públicamente el discurso del odio y la violencia y prohibir decididamente la presencia de grupos neonazis y neofascistas y cualquier otra organización que glorifique al fascismo, enmienda de la cual se planteó votar a favor. Pero como en el momento del pleno se planteó oralmente y se aceptó por parte de la mesa que de nuevo se introdujera una enmienda a la misma, en la línea de diluir el nazismo y el fascismo en una suerte de “totalitarismo” en el que poder juntar los objetivos criminales del nazismo con sus víctimas por parte de los grupos que pretenden lavar su imagen, el voto fue en contra acerca de todo el proyecto de resolución.

Manu PINEDA  (Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica - Izquierda Unida)
Importance of European remembrance for the future of Europe (RC-B9-0097/2019, B9-0097/2019, B9-0098/2019, B9-0099/2019, B9-0100/2019) ES
19-09-2019  
Esta resolución, pretendidamente sobre memoria histórica, es un burdo intento por parte de los grandes grupos del Parlamento Europeo de falsear y reescribir la historia. La equiparación del comunismo y el fascismo no es sólo falaz, sino que obvia el papel determinante de las y los comunistas en la liberación de Europa. Se trata además de un intento de criminalizar a las fuerzas de izquierda que son hoy las únicas que luchan contra las políticas económicas de recortes, o las políticas migratorias xenófobas, que impone la UE. Por ello, desde Izquierda Unida hemos votado en contra de esta resolución junto al resto de nuestro grupo político. Cabe resaltar que somos el único que ha votado mayoritariamente en contra, incluidos los grupos de extrema derecha y neofascistas que han apoyado esta visión torticera de la historia europea que se pretende imponer.


Idoia VILLANUEVA RUIZ  (Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica - PODEMOS)
Importance of European remembrance for the future of Europe (RC-B9-0097/2019, B9-0097/2019, B9-0098/2019, B9-0099/2019, B9-0100/2019) ES
19-09-2019  
Frente al delirante proyecto de resolución presentado por los ultraderechistas de ‘Identidad y Democracia’ en el que se proponía justificar por parte de la Unión la persecución de adversarios políticos etqiuetándolos como “comunistas” pretendiendo identificar el comunismo con el nazismo, se ha propuesto por parte del Grupo de los socialdemócratas una enmienda que insta a todos los Estados miembros a garantizar el cumplimiento de las disposiciones de la Decisión Marco del Consejo contra las organizaciones que promueven públicamente el discurso del odio y la violencia y prohibir decididamente la presencia de grupos neonazis y neofascistas y cualquier otra organización que glorifique al fascismo, enmienda de la cual se planteó votar a favor. Pero como en el momento del pleno se planteó oralmente y se aceptó por parte de la mesa que de nuevo se introdujera una enmienda a la misma, en la línea de diluir el nazismo y el fascismo en una suerte de “totalitarismo” en el que poder juntar los objetivos criminales del nazismo con sus víctimas por parte de los grupos que pretenden lavar su imagen, el voto fue en contra acerca de todo el proyecto de resolución.

***


   No he conseguido una lista del voto o abstención de cada uno de los Eurodiputados españoles. Si la obtengo, actualizaré esta entrada con los nuevos datos.

   En fin, aquí tienen ustedes la información que he podido reunir. Creo que en todo caso es más rica que la aparecida en los medios informativos españoles. Y deja algo muy claro: el sentir y la expresión de las opiniones de los representantes democráticamente elegidos en 28 naciones son muy mayoritariamente distintos de lo que pensaron, o al menos dijeron, nuestros legisladores al afrontar la Ley de Memoria Histórica española. Aqui, en Madrid, no hubo ni un solo voto en contra. Era una ley por completo maniquea. 

   En cambio la Resolución del Parlamento Europeo es muy mayoritariamente equiparadora de las responsabilidades del nazismo y las del comunismo. 

   No sé qué habrán sentido dentro de su conciencia nuestros legisladores de 2007 y tampoco sé lo que acaban de sentir en Septiembre de 2019 los de toda Europa . 

    Juzguen ustedes.




viernes, 16 de agosto de 2019

El jerez y sus misterios, por Beltrán Domecq y Williams




   

Prólogo a la Segunda Edición 
por el Marqués de Tamarón 

W.H.Riddell, circa 1930


Resumo, antes de tiempo, el libro que el lector tiene ahora en sus manos: demuestra que su autor está de acuerdo con el Rey David, autor del Salmo CIV de la Biblia. Si el lector tiene buena vista le bastará con escudriñar el cuadro de William Hutton Riddell y leer el versículo 15 de dicho Salmo, clavado con una chincheta en la pared encalada. Traducido, reza: Y el vino que alegra el corazón del hombre, Y el aceite que hace lucir el rostro, Y el pan que sustenta el corazón del hombre.

Está claro que mi primo Beltrán Domecq Williams y mi tío abuelo Bill Riddell coinciden con el salmista y muy en concreto aplican su exhortación al vino de jerez contenido en el catavino, junto a la damajuana, las aceitunas y el cabero de una telera de pan moreno.

A partir de esa convicción el autor desgrana sus recuerdos, desde su infancia hasta su madurez actual, con el corazón alegre y a la vez sabio tras dedicar medio siglo al estudio, a la crianza y a la bebida del vino. Y no tan sólo el jerez sino también los vinos franceses, como nos explica en este libro que huele a bodega vieja, a madera de la tonelería y el trabajadero, a viejos oficios, saberes y sabores.

Aunque digna de Sísifo, merece la pena la tarea imposible de prologar con recuerdos un libro de recuerdos, máxime cuando los recuerdos se solapan. La copa de amontillado tiene tantos efectos sobre la memoria como la magdalena de Proust.

Uno de mis recuerdos más lejanos, siempre renovado al ver cierta hermosa foto, es la boda de los padres del autor. Me tocó ir de paje, con Consuelito Santurce. No mucho después comenzó mi destierro. Mis padres, mi hermano y yo nos fuimos a vivir a Madrid. Además, por primera vez, fui a un colegio. Volvíamos siempre en vacaciones a Jerez o a Arcos, pero ya no era lo mismo. Había sido expulsado del Edén y ni siquiera sabía cuál había sido mi pecado original. Comprendí la raíz de mi tristeza cuando en una de las primeras temporadas que volví a pasar en Jerez, me senté en el mismo banco de mi jardín donde había descubierto la pasión y la entrega absoluta a la lectura. Lo hice para contemplar el trabajo habilidoso y rápido que hacía una gitana liando cigarrillos de picadura para mi padre. Sin dejar de trabajar me miró de reojo y me espetó:

— Tú ya no estás aquí, ¿verdad?
— No, estoy en Madrid.
— ¿Y aquello te gusta?
— No, no me gusta nada.
— Claro, hijo, a ti te gusta más tu tierra que el extranjero, ¿verdad?

Asentí y desde entonces he seguido preguntándome en qué consiste la condena al exilio. Una decena de mudanzas después de la primera y más dolorosa, la de Jerez a Madrid, sigo de acuerdo con la frase de Saint-Exupéry, “la patria verdadera del hombre es su infancia”. También con Shakespeare cuando habla del “pan amargo del destierro”. Y es que lo primero que eché de menos al irme de Jerez fueron las teleras, las roscas, las bobas y los picos, y hasta los chuscos que recordaba del prolongado racionamiento después de la guerra, que en casa mi padre obligaba a cumplir a rajatabla, esos chuscos negros que cuando era todavía más niño me sabían a gloria.

Le faltaban a uno tantas cosas en pasando Despeñaperros, tantos olores, sabores, colores y hasta palabras. Yo no sabía por qué, pero ahora comprendo que al estar Madrid en medio de una estepa reseca, ardiente o helada, casi no había olores, ni siquiera malos. Sin humedad en el aire hasta la espléndida y cursi rosaleda del Parque del Oeste estaba desprovista de aromas. En Jerez todo olía: los jazmines, los nardos y las damas de noche en verano, el brasero en invierno (“niño, échale una firmita a la copa con la badila”), los cagajones de los caballos de los coches peseteros todo el año. Y lo mejor, el perpetuo olor a vino en las umbrías bodegas.

— ¿Aquí en Madrid no hay bodegas?
— No, aquí no hay bodegas.
— Vaya por Dios.

Y eso que yo no bebía más que un poquito de oloroso en el caldo, y a veces cuando estaba en casa de Beltrán en Jerez o en la Barrosa con tío Guido media copita de fino, como cuenta Beltrán en sus recuerdos. Pero mi iniciación al vino de mesa tuvo lugar más tarde, quizá a mis quince años, con vino tinto. Celebro que mi iniciador fuese mi tío Beltrán Domecq González. 

— Prueba esto con la comida.
— Si yo no bebo.
— Tú pruébalo.
Me tragué una copa, supongo que para demostrar mi hombría. 
— ¡No, hombre, así no! Toma un sorbito y paladéalo.

No he dejado desde entonces de paladear, procurando, a veces sin éxito, no excederme. Ya cerca del final del trayecto, estoy convencido de lo justo de las apreciaciones tradicionales que acaba de reiterar un filósofo, Roger Scruton, sobre el fundamento de las triples raíces de nuestra cultura occidental –griegas, romanas y judeocristianas–, tan hondas y tan fructíferas como las raíces de una vieja cepa. Cuenta Scruton que uno de sus principales maestros en el arte de beber, por cierto un tío lejano de Beltrán, Monseñor Gilbey, excelente capellán católico en Cambridge, le explicaba: 

 — Dos sonidos, más que ningún otro, nos pueden hacer atractivo este valle de lágrimas: el latir de los beagles cuando persiguen un rastro fresco y el descorchar del burdeos.

No hace falta aclarar que Alfred Gilbey era tan aficionado a la caza del zorro como al burdeos, y esto último era muy propio de un hombre nacido en una familia de vinateros. Pero añadía que el papel del vino en el simposio de los griegos, como el in vino veritas de los romanos, era tan importante como el vino en la Pascua judía, y de una manera distinta, sin la Presencia Real, como el vino del Cristianismo. A fin de cuentas, sin vino no hay civilización digna de ese nombre. Por eso Roger Scruton titula su reciente libro Bebo, luego existo, en una pirueta alusiva al Pienso, luego existo de Descartes. En realidad no está Scruton en mala compañía para defender su opinión, pues además de tener como aliado a Monseñor Gilbey tiene al Santo Rey David en el antes citado salmo 104.

He seguido viendo a Beltrán Domecq – mi primo, aclaro, pues acaba de nacer el cuarto Beltrán Domecq, su nieto – toda mi vida. Siempre he admirado su tenacidad y dedicación, su capacidad de trabajo en circunstancias diversas y no siempre fáciles. Lo vi en Madrid, cuando estaba en el colegio y venía a mi casa los domingos. Siempre pensé que tenía una vocación tan clara y una formación tan concienzuda en química y enología que llegaría muy lejos en su campo de trabajo, pues él, como excelente vinatero que es, no distinguía entre la curiosidad intelectual, el trabajo y el disfrute de algo que ha llegado a conocer mejor que nadie hoy.

Cuando descubrí que mi pasión escondida era la filología y la lingüística, tomé la costumbre de escribirle o llamarlo por teléfono (en la prehistoria anterior a la Red) para consultarle palabras en dos especialidades distintas que Beltrán conoce por igual: la enología y la ornitología.

A él acudí para preguntarle cuáles eran sus favoritos en el glosario que incluye en la anterior edición de este libro, y cuáles de ellos subsistían. He aquí algunos de los términos que más eco despiertan en nuestra mente y en nuestro paladar:

       Un vino está triste cuando se ve turbio.
            Y tiene nube cuando le pasa eso, que se le ve una nube en la copa.
            Un vino está a rompecopas de puro limpio. 
            Un fino está desmayado cuando tiene crianza en flor excesiva que provoca cierto olor avinagrado.
            Hay que abrigar este vino es que es menester reforzar el contenido de alcohol.
        
Me aclaró entonces que todos esos términos seguían en vigor pues él se ocupaba de usarlos en las catas. De nuevo da la razón al filósofo Scruton y a Monseñor Gilbey: Cultura y Vinicultura son complementarias y casi sinónimas.

A veces, en cambio, las palabras muy hermosas o sugerentes terminan cansando con sus encantos, igual que algunas personas. Bienteveo es una. Todos los poetas nacidos en Andalucía durante los dos últimos siglos han sucumbido ante el universo poético evocado por ese sombrajo en zancos que monta guardia en las viñas para que no roben la uva. Por desgracia, si bien subsiste el bienteveo como metáfora poética, amorosa o metafísica, la cosa ha desaparecido, me aseguran. Será que ya nadie roba uvas.

Mirando el mundo del jerez y de Jerez con cierta distancia histórica, llama la atención el fondo conservador de la actividad vinatera –que también es así en Burdeos o en Oporto– y cómo se combina en ciertos ámbitos con un espíritu innovador. El lado conservador predomina, como hemos visto, en el habla de cuantos trabajan para conseguir vinos perfectos, cada cual en su tipo, desde los viñadores hasta los catadores. Pero ese instinto conservador, propio de quienes tienen oficios que nacieron milenios atrás, se complementa con el gusto por la innovación científica. Éste permite conocer los riesgos y posibilidades de la crianza del vino, las plagas terribles que estuvieron a punto de acabar con las viñas de toda Europa, como la filoxera, y hace que los laboratorios de las bodegas estén siempre abiertos a estudiar las novedades buenas o malas que puedan producirse.

Pero cuando recuerdo a Beltrán como parte integrante de mi infancia me viene a la mente un pequeño episodio en Madrid, nada insignificante. Mi madre nos suplicó, por orden de edad a mí (de unos 15 años), a Luis mi hermano, a Beltrán (de unos 11) y a Marcos su hermano, que la acompañáramos a ver la Rosaleda del Parque del Oeste. Una vez allí mi madre procedió a su habitual tarea de enseñar su oficio a cualquiera que se le pusiese delante. Se puso a cortar con unas tijeras las rosas muertas de los mil rosales. Llegó el guarda y educadamente le llamó la atención. Mi madre respondió altanera. Luis, Marcos y yo salimos corriendo. Beltrán se quedó junto a su tía apretando los puños. Ya para siempre mi madre nos decía, en inglés, little Beltrán is a true gentleman.

Sirva de colofón esa frase, fiel retrato de Beltrán Domecq y Williams, a quien Dios guarde muchos años.


Santiago de Mora-Figueroa y Williams,
Marqués de Tamarón

















El jerez y sus misterios, Cata y degustación 
Beltrán Domecq y Williams
Segunda Edición de Nido de Ratones, S.C., 2019
para el Consejo Regulador de Vinos de Jerez y Manzanilla de Sanlúcar
ISBN: 978-84-09-12964-5