Marqués de Tamarón || Santiago de Mora Figueroa Marqués de Tamarón: Día del Orgullo Cursi

domingo, 13 de febrero de 2011

Día del Orgullo Cursi

Tarde o temprano tenía que ocurrir. Unos comerciantes avispados acaban de declarar el 14 de Febrero Día del Orgullo Cursi. No creo que desbanque al viejo San Valentín, por lo demás ya desbancado oficialmente por el Concilio Vaticano II, alegando falta de constancia histórica de la existencia en cuerpo y alma de tal santo (¿y San Miguel Arcángel, qué?). Pero resulta interesante observar cómo proliferan los días del orgullo de tal o cual cosa. Un somero repaso a la información de Google arroja estas celebraciones:

Día del Orgullo Zombie (4 de febrero)
Día del Orgullo Cursi (14 de Febrero)
Día del Orgullo Friki (25 de Mayo)
Día del Orgullo Geek (25 de Mayo, también)
Día del Orgullo Gay (28 de Junio)
Día del Orgullo Zurdo (13 de Agosto)
Día del Orgullo Pagano (20 de Septiembre)
Día del Orgullo del Pintor (17 de Octubre)
Día del Orgullo Primate (24 de Noviembre) (Los monos, no los próceres)
Día del Orgullo Recreativista (29 de Noviembre) (Forofos del R.C. Recreativo de Huelva)
Día del Orgullo Celtista (20 de Diciembre) (Forofos del R.C. Celta de Vigo)

Total once, y eso que censuro algunas otras aficiones que me parecen abiertamente delictivas.

Sin embargo, lo curioso es el uso constante de la expresión Día del Orgullo… Denota un cierto exhibicionismo, y hoy toda exhibición es cursi, por jactanciosa, de modo que el Día del Orgullo Cursi es un pleonasmo. En otros casos estas vanaglorias caen en el oxímoron o sirven de aviso para salir corriendo, como las famosas frases llenas de jácara mendaz:

“Una, que es una mujer honrada” o “Yo, que soy un caballero español”.

En fin, lo digno de estudio no es tanto sentir orgullo de algo, por insólito que sea, cuanto la asnal solemnidad de la proclama Día del Orgullo… ¿No hubiera bastado con llamarlo Día de los Cursis? Dios los guarde, pobrecitos, que van quedando pocos, entre tanto zombie recreativista.

6 comentarios:

  1. En la reforma del calendario litúrgico de 1969 fueron destronados, además de San Valentín, San Cristóbal, San Jorge, Santa Bárbara, la Verónica y algunos más -en total 33- por no existir suficiente justificación histórica de su existencia. San Joaquín, a quien solo mencionan los evangelios apócrifos, perdió su festividad propia y tuvo que reunirse con Santa Ana. Una constitución eclesiástica, la Sacrosanctum Concilium, recordó al pueblo cristiano que el culto a los santos no puede desplazar la celebración de los misterios de la salvación ni prevalecer sobre la conmemoración de la vida del Señor. Es evidente que quien redactó tan venerable texto no había hecho el Servicio Militar y no tuvo en cuenta que casi siempre vale más la recomendación de un sargento que la de un teniente general. En otras palabras, la reforma protestantizó el culto católico, y apenas quedaron a salvo las costumbres locales y las de las iglesias particulares. Algo de esto debió tener en cuenta Juan Pablo II cuando restableció a Santa Bárbara en sus honores en 1999 ante varios miles de marinos italianos -que la tienen por patrona- diciendo que "esta joven mártir rindió un testimonio intrépido de su fe, sin temer a la muerte para no traicionar su compromiso de fidelidad a Cristo y al evangelio".

    ResponderEliminar
  2. Es interesante lo que dice Otto Silenus. O sea, que para los reformistas litúrgicos de 1965 tenía más realidad Santa María Goretti que San Jorge y el dragón juntos, o que San Cristóbal vadeando un río con el Niño Dios a cuestas... Como si no hubiera maneras de existir o haber existido más que las tangibles.

    ResponderEliminar
  3. ... Y como si la Belleza y la Poesía no fueran caminos para acercarse a Dios: ¿Qué es si no la "Vía Pulchritudinis"?

    ResponderEliminar
  4. Me parece una ofensa intolerable al orgullo identitario de la tribu más numerosa de España el no haber previsto un Día del Orgullo Hortera. Propongo que cuanto antes se escoja una fecha adecuada y que tal día pueda también ser conocido por sus siglas de Día del HOROR, o Día del Horteril Orgullo. Así se obtendrá una garbosa aliteración, o quizá una elegante onomatopeya de las gárgaras vergonzantes.

    Bien pensado, el 18 de Febrero sería un buen Día del Orgullo Hortera, o Día del HOROR. Es el cumpleaños de John Travolta.

    ResponderEliminar
  5. Hortera es palabra tan empleada por Galdós, en su prístina acepción de dependiente o de mancebo de dependiente, que quizá sea más acertado releer a uno de nuestros clásicos más bondadosos y devolver a éste término su primigenia expresión, antes que burlarse de la zafiedad.
    Fernando Ortiz

    ResponderEliminar
  6. Tan generoso como acostumbra, Fernando Ortiz desaconseja burlarse de la zafiedad. Pero es tanta, a veces; campa de tal modo a sus anchas, que vale la pena, en lo posible, intentar corregirla. Y la burla -siempre que no sea sangrienta o malintencionada- y la ironía pueden ser útiles para ello.

    ResponderEliminar

Comentar