Marqués de Tamarón || Santiago de Mora Figueroa Marqués de Tamarón

jueves, 8 de abril de 2010

Más sobre los placeres deletéreos de lexicógrafos y poetas: este artículo apareció en el ABC del 14 de Septiembre de 1985 y luego en las dos ediciones de El guirigay nacional, de 1988 y 2005.

Como parece que la ironía no es comprensible para todos e incluso provoca en algunos el deseo incontrolable de tener la última palabra, se me ocurre que la mejor manera de evitar el tedio a los lectores es indicar cortésmente cuándo un asunto no admite más porfías. Lo haré con la apostilla P.U.L.P.G. O sea, esa clásica frase de patio de colegio, usada entre amigos, sin ánimo de ofender pero con ganas de evitar el hastío: “Para ti la perra gorda”. Aunque en este caso me parezca más correcto tratar de usted al comentarista prolijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentar