Marqués de Tamarón || Santiago de Mora Figueroa Marqués de Tamarón: "Que se jodan" dice Alfredo Bryce Echenique

miércoles, 7 de noviembre de 2012

"Que se jodan" dice Alfredo Bryce Echenique

“Que se jodan” dice Alfredo Bryce Echenique, “No he plagiado… Nunca lo he hecho”.

Ah, ¿no? Pues obsérvese esto:



* Pínchese aquí para ver las comparaciones completas. 
** Y luego pínchese otra vez sobre la imagen larga para verla mucho más grande. 

 Lo que antecede es una imagen parcial y borrosa, pero fácilmente desarrollable y completable siguiendo las instrucciones. Sirve de ejemplo bastante claro del método ABE de plagio absoluto. Del discurso mío en la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de 1991, Alfredo Bryce Echenique consiguió sacar (y cobrar) ocho artículos y una ponencia para el III Congreso Internacional de la Lengua Española. Es más, de la literalidad de los plagios da idea el hecho de que, por ejemplo en el artículo en Nexos del 1 de Julio del 2005 tan sólo figuran ocho (8) palabras que acaso procedan de su propio ingenio. El resto está sacado de mi discurso por el sistema de cortar y pegar. Su ponencia en el Congreso de la Lengua Española tal como figura en la página del Instituto Cervantes en la Red contiene un 77% de renglones míos y un 22% puestos por él, aunque éstos son en su mayoría citas de terceros autores. No está mal para un señor que a la sazón era miembro del Patronato del Instituto Cervantes, esa forma de apropiarse el trabajo de otro señor que un lustro antes era Director del mismo Instituto. 

Así es que las declaraciones de don Alfredo Bryce Echenique son dignas de un estudio a fondo, quizá por los jueces. No tanto lo del “que se jodan”, que se entiende bien y a fondo, sino la defensa que hace de su honor profesional de escritor al afirmar “No he plagiado… Nunca lo he hecho”. No parece ser de esa opinión el Tribunal de Defensa de la Competencia y de la Propiedad Intelectual del Perú, que en sus sentencias aprecia “plagios serviles” (sic) y también “plagios inteligentes” (sic) en la obra periodística de don Alfredo Bryce Echenique. 

Por cierto que para no incurrir en plagio, quiero dar de nuevo las gracias por su ímprobo trabajo de cotejo de textos a la joven investigadora doña Fabiola Ramírez Gutiérrez, autora de la tabla comparativa arriba reproducida (“En el taller de Bryce Echenique”, Nexos en línea 19/10/2012). 

Y para aportar juicios muy diversos, les sugiero que lean las declaraciones de don Alfredo Bryce Echenique reproducidas en El País de ayer, 6 de Noviembre (http://cultura.elpais.com/cultura/2012/11/05/actualidad/1352147480_768541.html) así como el comentario que a esas declaraciones dedica la revista Nexos hoy, 7 de Noviembre (http://redaccion.nexos.com.mx/?p=4394). 

Para mí que con mi discurso en la Real Academia de Ciencias don Alfredo Bryce Echenique cometió nueve plagios serviles y ninguno inteligente.

Posdata: Es peor aún, son diez no nueve los plagios serviles y ninguno inteligente. Me lo aclara doña Fabiola Ramírez; me explica que de ese mi discurso en la Real Academia de Ciencias salió otro artículo más que firmó don Alfredo Bryce Echenique en la revista Jano, número 1633, 2006. Claro que eso, con ser peor para la reputación del plagiario, es mejor para su cartera.


Enlaces relacionados:
Pedrada en ojo del boticario Bryce
Gracias, Doña Elena Poniatowska

10 comentarios:

  1. O sea, que ante un robo en el que las víctimas son españolas, tan sólo las defienden la Justicia peruana, la prensa mejicana, peruana y chilena y algunos escritores de la América de habla española. En España por el contrario los tribunales no actúan, los escritores callan y la prensa enmudece o está a favor del ladrón, nunca de los expoliados.

    Ya se ve, en nuestro país, la crema de la inteleztualidá siempre actúa como conciencia moral de la nación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respecto a que la prensa en España enmudece, véase la entrada que escribió en su blog la historiadora Catherine Andrews sobre las relaciones entre el Grupo Prisa, el diario El País y el affaire Bryce Echenique, en el que denuncia además la censura de la que fue objeto en el sitio de El País. El artículo está en inglés y se titula "How Not to Do a Damage Limitation Exercise: Grupo Prisa, El País and l’affaire Alfredo Bryce Echenique".

      Eliminar
  2. Don Santiago:
    Si quiere tener los originales para publicarlos con mejor resolución me puede escribir y enviar un correo para poder enviarlos. Por ahora le adjunto la dirección del diario La Razón online en que los denuncié el día 9 de octubre
    http://www.razon.com.mx/spip.php?article142697

    Más plagios de Bryce: al Instituto Cervantes, a italianos, franceses...
    Cuatro son de un ensayo de Santiago Mora, ex director del organismo de promoción del español; otro de la publicación Livres y uno más de Il Giornale


    La investigadora Soledad de la Cerda, una de las primeras en denunciar los plagios de Alfredo Bryce Echenique, revela en La Razón siete nuevos casos cometidos por el ganador del premio FIL de Literatura en Lenguas Romances. Cuatro proceden del mismo texto, de un ensayo publicado en marzo de 1991 por el Marqués de Tamarón, o Santiago Mora Figueroa, ex Director del Instituto Cervantes y quien antes de publicar el trabajo “Ciencia, Jergas y Lenguaje” en La nueva revista, lo ofreció como discurso a los reyes de España dos meses antes.

    Estas notas fueron publicadas por Bryce Echenique en 2005 en Nexos, aunque De la Cerda comenta que pudieron aparecer también en otros medios. Sin embargo, destaca que este material no sólo es parte de columnas periodísticas, sino de discursos. “En el caso de ‘El arte del lenguaje’ él se apropió de la información y la llevó a una conferencia en Rosario, Argentina, en el Instituto Cervantes, en el año 2004”, comparte De la Cerda.

    Otros dos de los nuevos plagios demuestran los conocimientos de Echenique sobre otras lenguas, como el francés y el italiano; pues el primero de febrero de 2001 utilizó el trabajo publicado por el periodista y crítico literario Sean James Rose, en la revista Livres, para su columna incolumne de Nexos, revista que publicó también en 2006 “El ocaso de los Neocon”, un texto original del italiano Marcello Foa, quien publicó el 13 de octubre de 2005, en Il Giornale, el mismo texto, nada más que en otro idioma.

    En entrevista desde Santiago de Chile, la investigadora señala que aunque sólo 16 casos fueron sentenciados por Indecopi, en Perú, existen otros textos en Internet que demuestran los plagios del premio FIL 2012.

    Hasta ahora 42 textos evidencian la práctica antiética de una persona que será distinguida el 24 de noviembre con el máximo premio literario, pues el jurado asegura que la obra de un autor puede dividirse, aunque académicos y escritores aseguren que cuando se premia la trayectoria también esos textos cuentan.

    Hablando se entiende la gente

    Márqués de Tamarón.- Nueva Revista marzo 1991

    Nexos - La inefable realidad Bryce

    Nexos - Neologismos Bryce

    Nexos - Pasión lexicográfica

    El ocaso de los neocom de Marcello Foa y el de Bryce

    Hollywood por AFP y por Bryce

    Pynchon.- Sean James Rose y Bryce

    ResponderEliminar
  3. Don Santiago:
    Si quiere publicar los plagios con mejor resolución me puede enviar un correo y se los haré llegar. Por ahora los puede ver en la edición online de La Razón del día 9 de octubre:
    http://www.razon.com.mx/spip.php?article142697
    También tengo en versión PDF su ensayo completo
    Saludos,
    María Soledad de la Cerda E.


    Más plagios de Bryce: al Instituto Cervantes, a italianos, franceses...
    Cuatro son de un ensayo de Santiago Mora, ex director del organismo de promoción del español; otro de la publicación Livres y uno más de Il Giornale


    La investigadora Soledad de la Cerda, una de las primeras en denunciar los plagios de Alfredo Bryce Echenique, revela en La Razón siete nuevos casos cometidos por el ganador del premio FIL de Literatura en Lenguas Romances. Cuatro proceden del mismo texto, de un ensayo publicado en marzo de 1991 por el Marqués de Tamarón, o Santiago Mora Figueroa, ex Director del Instituto Cervantes y quien antes de publicar el trabajo “Ciencia, Jergas y Lenguaje” en La nueva revista, lo ofreció como discurso a los reyes de España dos meses antes.

    Estas notas fueron publicadas por Bryce Echenique en 2005 en Nexos, aunque De la Cerda comenta que pudieron aparecer también en otros medios. Sin embargo, destaca que este material no sólo es parte de columnas periodísticas, sino de discursos. “En el caso de ‘El arte del lenguaje’ él se apropió de la información y la llevó a una conferencia en Rosario, Argentina, en el Instituto Cervantes, en el año 2004”, comparte De la Cerda.

    Otros dos de los nuevos plagios demuestran los conocimientos de Echenique sobre otras lenguas, como el francés y el italiano; pues el primero de febrero de 2001 utilizó el trabajo publicado por el periodista y crítico literario Sean James Rose, en la revista Livres, para su columna incolumne de Nexos, revista que publicó también en 2006 “El ocaso de los Neocon”, un texto original del italiano Marcello Foa, quien publicó el 13 de octubre de 2005, en Il Giornale, el mismo texto, nada más que en otro idioma.

    En entrevista desde Santiago de Chile, la investigadora señala que aunque sólo 16 casos fueron sentenciados por Indecopi, en Perú, existen otros textos en Internet que demuestran los plagios del premio FIL 2012.

    Hasta ahora 42 textos evidencian la práctica antiética de una persona que será distinguida el 24 de noviembre con el máximo premio literario, pues el jurado asegura que la obra de un autor puede dividirse, aunque académicos y escritores aseguren que cuando se premia la trayectoria también esos textos cuentan.

    Hablando se entiende la gente

    Márqués de Tamarón.- Nueva Revista marzo 1991

    Nexos - La inefable realidad Bryce

    Nexos - Neologismos Bryce

    Nexos - Pasión lexicográfica

    El ocaso de los neocom de Marcello Foa y el de Bryce

    Hollywood por AFP y por Bryce

    Pynchon.- Sean James Rose y Bryce

    ResponderEliminar
  4. Es peor aún, son diez no nueve los plagios serviles y ninguno inteligente. Me lo aclara doña Fabiola Ramírez; me explica que de ese mi discurso en la Real Academia de Ciencias salió otro artículo más que firmó don Alfredo Bryce Echenique en la revista Jano, número 1633, 2006. Claro que eso, con ser peor para la reputación del plagiario, es mejor para su cartera.

    ResponderEliminar
  5. Estimado Tamarón,

    Está claro que el susodicho plagiador no tiene la vergüenza torera que hace falta para renunciar a un premio y para reconocer semejante remedo.
    Y lo de "El País", bueno, que decir, poderoso gacetero y pordiosero, o no... ¿cómo era aquéllo? Ah sí, "poderoso caballero es don Dinero". En fin, como le diría Quevedo "hasta la malecina debe su ganancia al ojo, que aunque no ve, hay quien ve por él, pues dicen: "Fulano ve la luzpor el ojo del culo de Zutano".
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Lo que sorprende de Bryce es la negación de plagios probados y sancionados, y su defensa con argumentos pueriles. Lo que sorprende de escritores con cierto prestigio, como Almudena Grandes, es que firmen cartas de apoyo al escritor, confundiendo la moral con la ética; defendiendo lo indefendible.
    He escrito una nota no solo sobre Bryce, sino en general sobre la ética de otros escritores como Vargas Llosa, Javier Marías y Goytysolo.
    http://accioneticayresponsabilidadsocial.blogspot.com.es/2012/11/la-etica-de-los-escritores.html

    ResponderEliminar
  7. Cuando Luis Calvo acusó a Julia Maura de plagio, allá por el año 1953, la buena señora se defendió diciendo que casi todos los mimbres de todos los cestos han sido cortados en algún campo -los de La Fontaine en las praderas de Esopo, los de Corneille en los de Guillén de Castro-, y que con un poco de buena voluntad se acababa encontrando el origen de las cosas. Quien hace un cesto hace ciento, había escrito Calvo, y la nieta de Don Antonio, pretendiendo decir la última palabra, le respondió que mucho más triste es no haber hecho un solo cesto en toda la vida. Ya sabemos como terminó aquello: Calvo publicó dos columnas comparativas; en una podía leerse "dice Oscar Wilde" y en la de enfrente "dice Julia Maura", para bochorno de la ilustre dama.
    Menos floridos son los defensores de Bryce, que juegan a identificar su causa con la de la democracia en general: "La campaña de prensa que algunos órganos de comunicación han emprendido en su contra nos resulta de una violencia inusitada, alarmante en una sociedad democrática".
    "Todo ha sido por la maldad de alguien, por envidia", alega Bryce. Sólo le falta decir, como hizo Doña Julia: "¿Quién tiene razón en este caso, el señor Calvo despreciando mi comedia o el público aplaudiendo esa misma comedia en la sala en que acababa de presenciarla?"
    Dando muestras de su peculiar sentido del respeto a la propiedad intelectual y al derecho de crítica, El País ha suprimido comentarios, como denuncia Catherine Andrews en la entrada de su blog citada por abc. Pero no ha sido capaz de corregir un flagrante error ortográfico en el artículo de Winston Manrique Sandoval, responsable de la sección cultural del diario: "una burguesía que no deja de tirarle puyas", a las que el Bryce contesta menos educadamente que Julita Maura.
    Decididamente, esto va a peor.

    ResponderEliminar
  8. Como todo lo que yo querría decir se ha dicho ya, y mucho mejor de lo que yo lo explicaría, sólo me queda resaltar que, además de todos sus pecados, el Sr. Bryce no tiene siquiera sentido del humor para afrontar el haber sido pillado con las manos en la masa del plagio. Y ese, en los tiempos que corren, es el peor de los pecados...

    ResponderEliminar
  9. Hoy, día de inocentes, he recibido un comentario interesante pero dirigido por error a una entrada ajena a este asunto. Dice así:

    "Luisa: Buena inocentada en un periódico de México (sobre el copista Bryce) :http://www.eluniversal.com.mx/cultura/70683.html"

    ResponderEliminar

Comentar